26 de octubre de 2017

Enseña a tus hijos robótica ¡jugando!

Enseña a tus hijos robótica ¡jugando!

Dash & Dot son dos pequeños robots creados para ayudar a los niños de entre 5 y 12 años a hacer sus pinitos con la robótica, y como ya hemos dicho otras veces, nos encanta que haya propuestas como esta para despertar el interés de los más pequeños, ya no solo por la robótica, sino por la tecnología en general, más allá de manejar un iPad o jugar a una consola. Así que te animo a que les des una oportunidad para descubrir la sensación de controlar y dominar a estos robotitos.

El sistema funciona de la siguiente manera: a través de un smartphone o de un tablet, se programan las órdenes que más tarde se enviarán de forma inalámbrica a los robots. El sistema de programación Blockly es muy sencillo y está totalmente orientado a niños de esas edades, como el Scratch. Son lenguajes usados en muchos centros educativos que además disponen de una gran base de usuarios en internet, con lo que si los niños necesitan ayuda con sus mascotas electrónicas, es fácil encontrar soporte. Y esto vale tanto para sacarnos de un apuro, como para aprender los trucos más sofisticados para exprimir al máximo a Dash y a Dot, que llegan de la mano de Wonder Workshop España.

Dash es el mayor, con una base móvil que le permite desplazarse libremente por el suelo o cualquier superficie plana, en su “cabeza” tiene un gran ojo rodeado de LEDs que le le permiten hasta pestañear, además de comunicarse a través de ellos con diferentes haces de luces. Completando el juego de sensores, 3 micrófonos, un altavoz, 4 emisores de infrarrojos, 3 sensores de distancia, para evitar que se choque con el entorno, y un receptor para que pueda reconocer e interactuar con Dot, su hermano pequeño del que hablaremos ahora.

Dot es básicamente la cabeza con los LEDs y la cámara de su hermano mayor, liberada de su base con ruedas móviles, y apoyada por un pequeño dock directamente en la superficie. No tiene movilidad propia, pero eso no quiere decir que no pueda hacer nada, pues consta con un micrófono y un altavoz que también le sirven para comunicarse, así como un emisor de infrarrojos. Además con ayuda de sus múltiples accesorios, puedes incluso llevarlo de paseo.

Porque accesorios no le faltan: desde un xilófono para Dash, que le permite tocar las melodías que le programes desde el tablet, hasta unas orejas de conejo para Dot o un soporte para que cualquiera de los dos puedan sujetar el smartphone en lo alto de su cabeza. Además, si tus hijos son aficionados al Lego, pueden personalizar las cabezas de los dos robots con las piezas especiales compatibles.

Los robots son de aspecto divertido, aunque parecen más una webcam gigante que un robot en sí, pero prometen horas y horas de diversión. En cuanto a las aplicaciones, tenemos cuatro que podremos instalar en nuestro smartphone o tablet Android o iOS: una es Go, para iniciarte en el manejo de los dos robot; otra Path, para programar los paseos de Dash por la habitación; también Xylo, con la que podrás componer las melodías que Dash tocará con su xilófono; y finalmente Blockly, la joya de la corona, con la que podrás empezar a experimentar con la programación y obtener fácilmente los primeros resultados.

El precio de estos pequeños robots varía entre los 180 euros para el pack básico (sólo Dash) y los 300 euros, con Dash, Dot y sus accesorios. ¿Dispuesta para dar tu primera orden a un robot?

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.